La enmienda presentada al Parlamento Europeo por parte de las principales empresas cárnicas  para que la denominación como hamburguesa o salchicha se reservase exclusivamente para los preparados de carne, fue rechazada.  Por tanto, la hamburguesa vegetal sí puede denominarse con el término hamburguesa seguido de la descripción específica que la diferencia claramente de lo que legalmente está definido como hamburguesa (preparado cárnico).

Este tema ha suscitado una gran controversia entre la industria cárnica y los elaboradores y consumidores de productos vegetarianos. Este último es, sin duda, un sector en alza que va ganando cota de mercado gracias al interés creciente por parte de los consumidores cada vez más concienciados de la importancia de una alimentación saludable. En el debate de la cuestión dentro de la reforma de la PAC (Política Agraria Común), se rechazó la prohibición de la denominación como hamburguesa para este tipo de productos vegetarianos solicitada por el sector cárnico. Un total de 379 votos consideraron que no se podía prohibir que se denominase como hamburguesa una hamburguesa vegetal o veggie burger.

Desde el punto de vista regulatorio, los productos cárnicos disponen de una denominación legalmente establecida. En el caso de los derivados cárnicos, dicha denominación se establece en el Real Decreto 474/2014 de 13 de junio, por el que se aprueba la norma de calidad de derivados cárnicos. En dicho Real Decreto se incluye la hamburguesa en los derivados cárnicos no sometidos a  tratamiento, quedando definida como un producto elaborado con carne picada a la que se han añadido otros productos alimenticios, condimentos o aditivos (artículo 15).

Tras el rechazo de la enmienda del Parlamento Europeo, las hamburguesas vegetarianas podrán denominarse como tal, quedando al amparo legislativo de los criterios generales establecidos en el Reglamento  (UE)  1169/2011  del  Parlamento  Europeo  y  del  Consejo de  25  de  octubre  de  2011 sobre  la  información  alimentaria  facilitada  al  consumidor, utilizando en su denominación de venta las características descriptivas adecuadas para que el consumidor sepa inequívocamente de qué tipo de alimento se trata.

Te ofrecemos la posibilidad de actualizar tu formación en esta materia realizando nuestro curso Etiquetado de los alimentos. Herramienta de información y trazabilidad.