La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), a través del Sistema coordinado de intercambio rápido de información (SCIRI) ha notificado una alerta por presencia de Listeria monocytogenes en medallones de bloc de pato y foie procedentes de España.

La empresa fabricante PATÉS ZUBÍA S.L. detectó la presencia de listeria en cuatro lotes de producto en uno de sus autocontroles, activó su protocolo de crisis notificándolo a las autoridades competentes y está procediendo a la retirada del mercado de los productos afectados y de otros lotes, por motivos de precaución. Además, ha incluido en su página Web una información dirigida al consumidor y a los medios de comunicación.

Los productos implicados en la alerta son de la marca “PATÉS ZUBÍA” que se comercializan refrigerados y envasados en plástico (tipo blíster). Ver productos implicados aquí.

Los productos afectados han sido fabricados en España y distribuidos a: Andalucía, Asturias, Islas Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y País Vasco.

Con la información disponible no se ha confirmado en España ningún caso asociado a esta alerta.

Como medida de precaución, se está procediendo a la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización y se recomienda a las personas que tengan en su domicilio productos afectados por dicha alerta, se abstengan de consumirlos y los devuelvan al punto de compra.

Sabías que…

Uno de los principales reservorios de Listeria monocytogenes en alimentación son las superficies húmedas de plantas de procesado de alimentos. Este hecho, junto con su relativa facilidad para crecer a bajas temperaturas, convierten las cámaras frigoríficas de la industria alimentaria en importantes posibles placas de cultivo.

En el ámbito de la restauración colectiva y el comercio minorista de alimentación, las máquinas de corte son un foco ideal de contaminación de los alimentos, si no se limpian y desinfectan adecuadamente y con suficiente frecuencia. Tienen un mayor riesgo los “alimentos listos para consumir”, que son aquellos que pueden consumirse directamente sin cocinarse, puesto que no tienen la protección adicional que conlleva cocinar para destruir las bacterias.

Algunos ejemplos son: jamón cocido y otros productos cárnicos cocidos, salmón ahumado, quesos blandos de leche cruda, embutidos, sándwiches, patés, brotes y germinados crudos, o frutas y verduras crudas cortadas con antelación.

La Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria (ACSA) acaba de publicar el documento: Recomendaciones para reducir el riesgo de Listeria monocytogenes en bares, restaurantes, tiendas de alimentación y comedores colectivos.

¿Te interesa especializarte en el ámbito de la seguridad alimentaria?

Consulta nuestros cursos del área de calidad y seguridad alimentaria: https://mcaformacion.es/calidad-y-seguridad-alimentaria/