El 1 de agosto ha entrado en vigor la Ley 28/2015 para la defensa de la calidad alimentaria, que actualiza y armoniza nuestra legislación en materia de calidad alimentaria, y la adapta a las directrices de la UE en cuanto a los controles en la comercialización de los alimentos y la lucha contra el fraude alimentario.

En concreto:

  • Define lo que se entiende por calidad alimentaria.
  • Regula la calidad alimentaria y los sistemas de control que se aplican al respecto, teniendo en cuenta las nuevas tendencias en materia de control que de forma específica afectan a la alimentación.
  • Establece el régimen sancionador básico aplicable en materia de control de la calidad alimentaria, tipificando las infracciones cometidas por los operadores en relación con la legislación alimentaria compuesto por las normas de obligado cumplimiento dictadas por las Administraciones competentes en cada sector y en la normativa horizontal aplicable, así como aquellas recogidas en la presente ley que quedan clasificadas en los grupos de leves, graves y muy graves y fijando los límites de las sanciones aplicables en cada caso.
  • Recoge los aspectos relacionados con la colaboración y cooperación entre las distintas Administraciones públicas en el ámbito de esta ley.

El texto íntegro de la Ley se puede consultar en el siguiente enlace: PDF de la disposición

Te ofrecemos la posibilidad de profundizar y actualizar tu formación en esta materia realizando nuestro curso GESTIÓN DE LA CALIDAD Y SEGURIDAD ALIMENTARIA EN LA EMPRESA: SISTEMA APPCC, BRC, IFS, ISO 22000 Y FSSC 22000.